Vinos Bureo

La nueva Era del Vino Extremeño

Descendiendo hacia el sur, en Don Benito, encontramos las bodegas Catalina Arroyo. Esta mujer fue pionera en Extremadura. Tras ella llegó Isidora, en las bodegas Franco Sánchez de Miajadas. Después, Dolores Morenas en Los Santos de Maimona siguió jalonando el mundo del vino extremeño con manos femeninas. Hoy, Amelia Coloma en las bodegas Coloma de Alvarado, Eva Medina en las bodegas Medina Hermoso de Medina de las Torres, Yolanda Piñero en las bodegas Viña Santa Marina de Mérida o María Otero en las bodegas Otero Vaquera de Maguilla constituyen un elenco de enólogas y viticultoras extremeñas que están revolucionando modos y maneras.
Amelia Coloma investiga, busca, experimenta, juega… El resultado son coupages y monovarietales, armonías y variedades tan interesantes que el vino extremeño ha ganado en riqueza y diversión gracias a ellas. Apunten estos vinos francamente sorprendentes: Coloma merlot, Coloma garnacha o Alba, un exquisito vino dulce. Con uva garnacha de viñas viejas, Dolores Morenas elabora el tinto Finca El Musinal en su bodega de Los Santos de Maimona, un vino que resulta francamente peculiar y agrada sin duda a quienes quieren salir de la monotonía del tempranillo. Dolores también tiene el Zagalón Oro con 90% de moscatel y 10% de Chardonnay, que, envejecido en barricas nuevas sin tostar, regala al paladar una generosa riqueza de matices. Más mujeres: María Otero y sus vinos Bureo, luchando por ser vinos de pago y obteniendo magníficos resultados con sus tintos envejecidos en barrica 6, 12 y 18 meses. Por cierto, magnífico rediseño de la imagen de las botellas el que ha llevado a cabo María Otero.

Imagen 13

Al lado de Mérida, Yolanda Piñero, en bodegas Viña Santa Marina, sigue su labor en pos de la calidad y la perfección. Su tinto reserva Torremayor sigue siendo uno de los grandes. Acabamos con Eva Medina Hermoso, siempre sonriente, siempre buscando nuevos caminos a los vinos de sus bodegas de Medina de las Torres, las más meridionales de Extremadura. Eva juega con los vinos. Es exigente con la calidad pero divertida con la presentación: botellas alegres, nombres atrevidos como Envidia, uvas seleccionadas que no dejan indiferente: vino con rosas, vino romano y Dominium, un tinto que puede presidir cualquier mesa sin temor a fallar.

Descargar Pdf de la noticia

Leave a Reply

*

captcha *